Arte de la Contrarreforma

 

 

Cristo muerto de Gregorio Fernández 1614.

Los curas piden a los fieles que por medio de la concentración y la imaginación, participen en el sufrimiento de los santos. El arte colabora con este proyecto. La escultura se hace espantosamente realista, con colores naturales (sangre roja, lágrimas de cristal, etc.)

 

 

 

 

 

María Magdalena, de Pedro de Mena, 1664