EL HOMBRE ENTRE LA NATURALEZA

y

LA NATURALEZA ENTRE EL HOMBRE

Análisis de "Amanecer de otoño" de Antonio Machado (de Campos de Castilla, 1907-1917)

(el poema)    ( Romero Torres, el pintor a quien Machado dedica el poema)

Nota: después de leer a continuación el análisis provisional del poema, véanse los comentarios y las preguntas que yo les planteo abajo en torno al mismo; piensen un poco en cómo se podría 1) corregir el párrafo que se refiere a la forma de versificación y 2) mejorar el enfoque de los párrafos dedicados a comentar el contenido y el lenguaje poético. Después de hecho esto, lean el análisis del poema de un conocido crítico de la poesía de Antonio Machado. Mediten sobre la diferencia entre uno y otro análisis. Utilicen ustedes el Listproc (nuestra discusión electrónica) para compartir con todos sus sugerencias y observaciones. Queremos reconocer lo que nos parece bien hecho y sugerir modos de mejorar lo que nos parece mejorable.


El poema "Amanecer de Otoño," escrito por Antonio Machado, es octosilábico con dos versos de dieciseis sílablos. Tiene rima consonante, cruzada y es de arte menor. El esquema es abaB,cdcd,efeF. También, se puede ver como un soneto. Este tipo de soneto no es tradicional porque tiene dos líneas distintos que, en vez de tener su propio lugar en el poema, están juntadas a las líneas anteriores. Pero, si se ve el poema como un soneto así, no tendría rima cruzada porque la rima no es constante. Esta forma hace destacar estas dos líneas, que no sólo rompen el orden de la rima, sino que rompen la armonía de las imágenes y el contenido.

Este poema trata de la relación entre la naturaleza y el hombre. Presenta este tema de muchas formas diferentes. Por ejemplo, el poema empieza con una carretera, una construcción de la voluntad del hombre, que está situada entre "grises peñascales". Esto parece sugerir la idea de que el hombre ya se ha puesto en medio de la naturaleza para controlarla. Entonces el poema va describiendo una escena de la naturaleza pura y sencilla. Con esta esta primera escena, se muestra lo salvaje de la naturaleza, incluyendo algunos aspectos que son tradicionalmente incontrolables por el hombre, como "Zarzas, malezas, jarales." Es interesante porque ésta es la primera de las dos líneas que se destaca por ser afuera del orden del poema. Entonces el enfoque cambia el uso fuerte del color.

El uso de los colores nos da el sentimiento de otoño. Todos son colores que se puede ver en la estación del otoño. Los ejemplos incluyen: los negros toros, la alameda dorada, los mantes de violeta y grises peñascales. En particular, el uso del color gris es interesante porque es el color que está a mitad del camino entre el negro y el blanco. Así nos da la impresión que no es fácil saber donde la naturaleza termina y el hombre empieza.

Todas estas imagenes vivas de colores mudos y sutiles están contrastadas abruptamente por la llegada de un cazador. Esto sugiere otra vez la idea de cómo el hombre se interpone en medio de la naturaleza. Un cazador como símbolo puede representar dos cosas. Primero, es posible que el cazador va a destrozar la imagen de la belleza, o también muestra el hecho de que los cazadores están presentes en la naturaleza en la realidad.

El uso de varios tropos es muy evidente en el poema. Primero, el poema presenta un antítesis muy fuerte entre el hombre y la naturaleza, como ya hemos dicho. Se describe la escena en los versos l-10 y hay antítesis cuando se introduce el cazador en los versos finales. La falta de acción y de personajes hasta el final del poema enfatizan el contrasta. Hay otro antítesis entre los versos 2 y 12: los peñascales grises contrastan con los galgos grises, y la preposición "entre", que introduce las dos imágenes, enfatiza el contraste. Este antítesis puede servir para contrastar la escena de la naturaleza con la imagen nueva que crea el cazador. El asíndeton en el verso cuatro cuando se enumera "Zarzas, malezas, jarales," sirve para ayudar a las palabras a formar imágenes claves.

Hay personificación en el verso tres cuando se refiere a la pradera como "humilde." El poeta invierte el orden de las palabras y se encuentra hipérbaton en los versos 5 y 12. En el verso siete cuando se describe la alameda como "dorada", sirve como un símbolo de la luz del sol. Aunque no hay acción en el poema, los versos 9 y 10 funcionan como un clímax: la imagen del albor sobre los mantes de violeta es fuerte y provee una pausa para la introducción del cazador.

Hay una relación interesante entre las primeras dos líneas y las últimas dos líneas del poema. Al principio, habla el autor de una situación de que una creación del hombre está en medio de la naturaleza, "Una larga carretera/ entre grises peñascales." Al final del poema se presenta la imagen de un cazador entre sus "galgos agudos." Esto sugiere la misma idea, la de la voluntad del hombre en la naturaleza. Pero es interesante notar que cuando se mira el poema entero, la descripción de la naturaleza aparece entre las descripciones del hombre o sus creaciones. Así las dos cosas están entrelazadas de una forma bastante compleja. Por cómo empieza y termina el poema con la influencia del hombre, sugiere el autor que esa influencia es inevitable y que no va a desaparecer.


Véanse los comentarios y las preguntas que yo planteo abajo en torno a este análisis; piensen un poco en cómo se podría 1) corregir el párrafo que se refiere a la forma de versificación y 2) mejorar el enfoque de los párrafos dedicados a comentar el contenido y el lenguaje poético. Después de hecho esto, lean el breve comentario del poema que hizo un conocido crítico de la poesía de Antonio Machado. Utilicen ustedes el ListProc (nuestra discusión electrónica) para compartir con todos sus sugerencias y observaciones. Queremos reconocer lo que nos parece bien hecho y sugerir modos de mejorar lo que nos parece mejorable. Los que trabajaron sobre este poema deben de recurrir al ListProc para comentar el resultado final. ¿Qué tiene de bueno? ¿Dónde podría mejorarse? ¿Les satisface, les convence del todo lo dicho aquí? ¿Qué se podría añadir / quitar / modificar?


Now, as with any study of any poem, after every single sentence it is appropriate to ask yourself:

Does this information help the reader better appreciate the beauty or appeal of the image or of the poem? Does it help the reader better understand how the poet has communicated a particular mood or sentiment? If not, it shouldn't be there. (Obviously, an additional question that merits our interest is whether or not the information is correct or accurate.)

Remember: Identifying poetic diction, tropes, figurative language of any sort that one finds in a poem is next to useless if our goal is to somehow "illuminate" the poem for our reader, somehow help her/him better understand why this or that poem is exceptionally good, why it has stood the test of time, why the concensus of informed readers considers it first rate. So avoid the following: "trope X is used here; There we have an example of figure Y." Probably true, but so what? Rotten poems have all those things too. What is it that makes a great poem great and another poem on the same subject terrible? Identifying poetic diction and figurative language encountered in a poem will never provide an answer. It is essential that we subordinate all discussion of these devices to the discussion of what the poem evokes in us, what it conveys. Start by describing what the poem does -- what it conveys, what it accomplishes.

Breve comentario orientador de Antonio Sánchez Barbudo sobre este mismo poema.


Return to Spanish 321 home page